Con el tiempo hemos consolidado un gran equipo de docentes innovadores en el Perú y nuestra intensión es promover la solidaridad entre maestr@s, es decir, que innovadores exitosos apoyen de manera voluntaria a otros docentes, con prioridad a maestr@s de zonas rurales. La plataforma es una herramienta que incentiva el aprendizaje colaborativo, propicia la investigación social, consolida una red de innovadores solidarios. La idea es enfrentar juntos el futuro, incierto, complejo y retador, de cambios y revoluciones. En nuestros talleres analizamos evidencias, prototipamos estrategias y promovemos la participación de docentes en concursos de Buenas Prácticas e Innovaciones a nivel nacional e internacional.

En ese proceso, nos hemos planteado, ¿Cómo innovan los docentes, en contextos complejos? ¿Esas innovaciones, logran potenciar las competencias de sus estudiantes? ¿por qué lo hacen? y ¿para qué ? a pesar de la precariedad o el difícil contexto que les toca trabajar, en estos años hemos descubierto a héroes anónimos de la pedagogía del ser y nos han llenado de esperanzas sobre la efectividad de la plataforma.

Esta iniciativa es un intento de pasar de la teoría a la práctica, de la pasión a la acción, son tiempos de concreción. La respuestas de los docentes para compartir sus conocimientos de manera solidaria a otros, ha sido abrumadora y somos cientos en América Latina, aunque con mayor número en el Perú, por ahora.

Tratamos de caminar sin temor al error, sin miedo a nuestras limitaciones, aprendiendo en el hacer, reflexionando y corrigiendo lo caminado, día a día, sin descansar, queremos descubrir las venas, el sentido y la lógica de la pedagogía del futuro, desde la lectura, y el análisis desde nuestra propia experiencia.

Abrazar a docentes héroes innovando en silencio, a pesar de ser olvidados por el sistema, te reconstruye, las lágrimas emocionadas de las madres profesoras ganando un premio o recibiendo un reconocimiento lo es todo, es lograr claridad sobre nuestra misión pedagógica en este mundo.

La tierra mojada, el aire helado de la madrugada, la cocina de barro, la vegetación de la selva, la arena y el mar, son desafíos en este caminar, pero también son, la mejor escuela para nosotros. No hay nada mejor que trabajar de manera obstinada en la construcción de nuestros sueños, aunque a veces roza con la locura.

Aulas anónimas, sin ser escuchadas por décadas, han iniciado a innovar, se han apropiado de nuestra metodología y lo han mejorado, gracias a la tecnología hemos llegado en muchos lugares antes que el estado mismo, el innovador rural hace brillar a su comunidad en medio de la desesperanza, grita a punta de creatividad y nos enseña que, es posible otra educación, creemos que, los innovadores, son un gran regalo preciado, inmaterial, para este mundo.

 

X